045 – Me encanta…

By

Detesto esa sensación por las mañanas en las que estás la mar de calentito bajo el nórdico pero la punta de tu nariz te indica que al salir vas a experimentar algo cercano a una hipotermia. Pero una vez superado esto miras por la ventana y te da igual.

Me encantan esas mañanas en las que te levantas y ves nevar y nevar, de esas veces en las que no ves lo que está tras el telón de copos. Me encanta sobre todo el silencio que trae consigo, roto solamente de vez en cuando por el sonido de algún coche incauto al pasar. Me encanta ir solo por la calle, con no más sonido que el crujir de la nieve bajo mis botas. Si hay algún resbalón no hay testigos. Me encanta el notar que el paraguas va ganando peso y más peso, y para cuando te das cuenta y ya no puedes con él, haya 3cm de nieve sobre tu cabeza. Me encanta adentrarme en la tormenta de nieve, revuelta, que lleva algún copo de nieve a tu ojos y cara de por sí ya roja de frío. No pasa nada, el resto del cuerpo está bajo capas y capas de ropa, disfrutando.

Me habría encantado disfrutar de este paisaje con una buena taza de te caliente en casa, cargando energía para después subir donde la nieve llega hasta la rodilla, pero no puede ser. Hoy se intentará trabajar algo, aunque la mirada estará más centrada en lo que sucede tras el monitor.

Anuncios