073 – Xi’an – Chongqing

By

Como ya comenté, el tema de los trenes fue uno de los obstáculos del viaje. Al ser Agosto, ni siquiera con 3 o 4 días de antelación podías coger billetes para el tren, por lo que la solución que nos quedó fue tomar una avión desde Xi’an hasta nuestro próximo destino, Chongqing, para de aquí partir en nuestro crucero por el Yangtse.

Esta era la única cosa que llevamos algo atada desde aquí, con la duda de si íbamos a tener tiempo para encontrar un crucero económico y adecuado a nuestros planes, nos decidimos a cogerlo por internet. Luego nos daríamos cuenta que incluso desde Xi’an en albergues es muy sencillo contratarlos y los hay de todo tipo, duración y sobre todo mucho más baratos (casi mitad de precio). Mi recomendación: Ir a China únicamente con los billetes de avión, buscarse la vida es parte del viaje… :).

También hay que tener en cuenta, que los costes de los aviones en China son bajos. Los que nos tocó tomar costaron 60-70€, una ganga para estar cogidos en el último momento y comparado con los precios de aquí. En conclusión, si hay que coger un avión, se coge, tu economía no se verá completamente afectada.

En resumen: Madrugón para coger el autobús hasta el aeropuerto frente a un hotel cercano a la torre del tambor (ojito porque el bus sale cuando se llena, conviene ir con tiempo!), avión hasta Chongqing, bus hasta el centro y taxi hasta la oficina donde habíamos contratado el crucero (zona del puerto).

Tan solo íbamos con una tarjeta con la dirección y el resguardo del pago (que hicimos el primer día en Beijing) y el único problema fue encontrar la oficina entre las muchas que hay alrededor (hay tipos que se dedican a llevarte a la oficina en la que tienen comisión aunque le preguntes por otra…). El idioma en un principio también fue problemilla, pero en seguida llamaron a una chica muy amable que hablaba perfecto inglés y con la que hicimos todos los trámites, incluidos contratar el hotel al final del crucero y el avión que tomaríamos después.

Pese a no ser una ciudad muy conocida en occidente, Chongqing (léase chonchin, y no es broma) es una de las más importantes y más grandes de China. Tan solo la capital cuenta ya con más de 5 millones de habitantes mientras que la municipalidad supera los 30 millones. Para nosotros no fue más que una ciudad de paso en la que tan solo estuvimos unas horas por lo que no hay mucho más que contar aparte de ser el lugar perfecto para partir en un crucero por el Yangtse. Cerca de la ciudad se encuentran las esculturas rupestres de Dazu, patrimonio de la humanidad por la UNESCO, que habrían sido interesantes de ver aunque la ocasión no lo permitió.

Y sin más, tras hacer acopio de algo de comida por las cercanías nos presentamos en el autobús que nos llevaría hasta el barco del crucero.

Nota: Un post tirando a cutrillo simplillo, lo sé, a ver si saco tiempo y el siguiente me lo curro un poco más… será más interesante, prometido.

Anuncios