064 – En casa de Ismael Serrano

By

Andaba yo despistadillo, el viernes (mi criptonita), tras toda una semana de trabajo, ojeando un poco el periódico, cuando veo que anuncian un concierto de Ismael Serrano. Es verdad, ¡Si ya he visto en el jetolibro que ha sacado nuevo disco! A ver si toca cerca…pienso yo. ¡Coño! ¡Cáspitas! ¡Si toca tan solo a 20 minutos de donde vivo!…me sorprendo. ¡Mecagüentó! ¡Retrúecanos! ¡Pero si es hoy!

Pues nada, que hasta mis padres lo sabían y yo sin enterarme, por lo que es normal que cogiéramos las entradas en la última fila: ¡Ismael! ¡Estamos aquí arriba!

Hacía ya unos cuantos años que fui a mi primer y único concierto de este pedazo de músico, y tenía muchísimas ganas de volver, de volver a escucharle, de volver a susurrar sus canciones, de volver a emocionarme con él.

Una puesta en escena de lo más original, cantaba desde el salón de su casa, y entre canción y canción nos hacía de presentador de los habitantes de su bloque, cada uno con su historia, que servía de perfecta introducción a sus canciones y nexo entre las mismas.

Muchas canciones nuevas, pero ahí estaban también las de siempre, esas que tienen los CDs más rallados de mi casa, esas que cada vez que las escuchas sientes que te gustan más, esas de las que has olvidado ya estrofas y que vuelves a recordar para tu sorpresa cuando suena la música.

Sin ser gran fanático de cantautores, él es sin duda uno de los cantantes que más me transmite. Dejo una de sus canciones, de las que volví a recordar en el concierto. Me gusta su letra melancólica, amor-desamor-tragedia, pero todo cantado en esa forma que te eleva el ánimo (¿rumba?).

¡Gracias por el concierto Ismael! ¡Qué grande eres!

Anuncios