094 – Hong Kong. Intentando entenderlo…

By

China es otro mundo. Idioma, cultura, política… todo resulta completamente nuevo para el viajero, pero dentro de este mismo país, Hong Kong es a su vez otro mundo más, seguramente debido a su historia paralela, ligeramente al margen China. 

Corría el año 1839 cuando Gran Bretaña declaró la guerra a China, iniciándose así la primera guerra del opio. La causa, como siempre, diferencias de opiniones. Mientras China intentaba prohibir el tráfico de opio, la Compañía Británica de las Indias Orientales (esa que aparece en las películas), buscaba una apertura de su comercio. No era que en Gran Bretaña hubiera gran exigencia de opio, sino que lo que deseaban era vender en China todo el opio que cultivaban en la India británica. ¿Qué no me dejas hacer negocio con la droga? Pues voy y te invado… 

China no pudo hacer frente a la armada británica, por lo que finalmente, en el año 1842, se rindió y cedió a Gran Bretaña el territorio de Hong Kong. Más tarde, tras la segunda guerra del opio (1860), fue cedida a Gran Bretaña la península de Kowloon, a lo que se le sumarían los nuevos territorios arrendados a China por 99 años a fecha de 1898.

 

Más de cien años siendo colonia británica han marcado demasiado el carácter de Hong Kong, alejándolo de la tradicional cultura y sociedad china, por lo que es comprensible las diferencias entre ambas, que ya superficialmente pueden apreciarse. 

En 1997, tras el fin del arrendamiento, Hong Kong pasó otra vez a manos chinas, aunque era obvio que imponer el mismo sistema político-económico acarrearía grandes problemas. Hoy en día Hong Kong es una región administrativa especial (junto con Macao), la cual, con un alto nivel de autonomía y sistema político diferente, basa su economía en el capitalismo. El lema es “un país, dos sistemas”, la única forma en la que puede encontrarse una zona capitalista dentro de un país de ideología comunista… realmente extraño. Esto implica tener sus propios sistemas administrativos y judiciales, moneda propia, e incluso un sistema de aduanas y fronteras independientes.

 

Bienvenidos a Hong Kong, un mundo dentro de otro.

PD: No perderse este mapa.

Anuncios