105 – Reflexiones de alguien que se cree algo

By

Tras largo tiempo dando tumbos, he llegado a la conclusión que ninguna afición resulta barata, pero que la fotografía especialmente puede dejarte el bolsillo  temblando. Yo hasta ahora voy ampliando equipo muy esporádicamente, gastando pequeñas sumas de dinero en añadidos baratos para ver si hay algún campo que me interesa desarrollar más.

Me considero el “antifotógrafo”. No tengo ni idea de foto, ni de exposiciones adecuadas, ni de compensaciones ni ná. Saco la cámara cuando me apetece, no voy a ninguna parte con el único objetivo de afotar, sino que ya que voy allí, pues afoto. Odio madrugar, por lo que será difícil ver fotos de amaneceres en mi galería. Soy un enemigo acérrimo de Photoshop. Tenemos un pacto: él me deja hacer alguna cosa y yo no lo formateo. El hacer grandes procesados lo veo a años luz.

Aún así, ya he visto que mi humilde equipo (tan solo con 2 años) se me queda corto en alguna ocasión, y es entonces cuando empiezas a soñar (flipar, diría yo) con comprar un equipo nuevo. Este sería (en estos momentos) el de mis sueños:

Nikon D7000: Impresionante. Esperaba una actualización de la D90, pero esto supera con creces lo que todo el mundo creía. Al no ser yo de cámaras muy grandes, creo que sería la más adecuada en relación tamaño/peso/calidad. Sin duda una herramienta por la que llevo babeando desde que salió.

 

AF-S DX Nikkor 18-200mm f/3.5-5.6G ED VRII: Un todoterreno como Dios manda, que para qué me voy a engañar, sin cambiar de objetivo ando más cómodo, sobre todo de viaje.

 

 

 

AF-S Nikkor 50mm f/1.4G y AF-S Nikkor 85mm f/1.4G: Dos objetivos espectaculares. Con muy buena luminosidad, que es algo que hecho en falta ahora, perfectos para retratos con bokehs maravillosos. El 85mm sobre todo, ya que la mayoría de mis fotos son robadas y me permitiría regodearme en mi furtivismo (aunque el inconveniente pueden ser los más de 1500€ que vale, lo marcaré como “posible”). 



AF-S VR Micro-Nikkor 105mm f/2.8G IF-ED: Qué tendrán las fotos macro que me encantan… No solo de bichos, sino de cualquier otra cosa llegando a convertirlo en algo abstracto. Con este objetivo pasaría a una campo totalmente nuevo.

  

  

Flash Speedlight SB-600: Por tener un flash en condiciones. Aún ni me planteo el tener más para sesiones “strobist”.

 

 

 

Y entonces es cuando sumas precios: 4.665€ (sin añadir trípode, filtros, mochila, baterías y tarjetas extra…). Queda confirmado, la fotografía es CARA.

Anda “chaval”, ya has soñado suficiente por hoy. Para la mierda de fotos que haces, sigue con la cámara que tienes hasta que eche humo y luego igual te lo vuelves a plantear… ¡Flipado!

Anuncios